29.3 C
Guayaquil
martes, agosto 3, 2021

El COVID-19 destruyó al menos 34 millones de empleos en América Latina

Puede interesarte

Sectores productivos de El Oro cierran vías para exigir medidas compensatorias ante estado de excepción

Luego de que el Gobierno renovó el estado de excepción en El Oro ante el aumento de contagios por la variante Delta los sectores productivos de la provincia...

FUT anuncia marchas en el país desde el 11 de agosto

El Frente Unitario de Trabajadores (FUT), anunció hoy que preparan marchas desde el 11 de agosto para llamar la atención del Gobierno. Los trabajadores manifiestan...

En Nueva York solo los vacunados podrán entrar a restaurantes, gimnasios u otros sitios cerrados

Únicamente las personas vacunadas contra la covid-19 podrán entrar a los bares, restaurantes, gimnasios o salas de espectáculos de Nueva York, según anunciaron este...

Autoridades realizan simulacros de sismos para que la ciudadanía esté alerta

El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE), a través del vehículo simulador de sismos recorre el país, para sensibilizar a la...

La pandemia por COVID-19 destruyó al menos 34 millones de empleos en América Latina y el Caribe y podría hacer crecer las desigualdades de la región, por lo que la Organización Internacional de Trabajo pidió que se adopten “estrategias inmediatas» para intentar paliar estos daños.

“Enfrentamos un desafío sin precedentes, el de la reconstrucción de los mercados laborales de la región, lo cual implica enfrentar fallas estructurales que se han agudizado con la pandemia, como son la baja productividad, la alta informalidad y la desigualdad de ingresos y de oportunidades de trabajo decente”, dijo el director de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro, según recoge un comunicado de la entidad.

A principios de agosto, la OIT hablaba de la destrucción de 14 millones de empleos lo que supone que en menos de dos meses se han perdido otros 20 millones, pese a que se han suavizado las medidas de aislamiento en todos los países de la región y se dio en las últimas semanas un “contexto de incipiente recuperación”.

La OIT alertó en su informe sobre “la drástica contracción del empleo, de las horas trabajadas y de los ingresos” pese a que a partir del tercer trimestre de 2020 “se detecta una recuperación en los niveles de actividad económica y que los primeros datos revelan una incipiente recuperación del empleo y un retorno a la fuerza laboral”.

- Advertisement -
- Advertisement -