24.5 C
Guayaquil
jueves, enero 21, 2021

Ecuador reabrió su Biblioteca Nacional en su nueva sede tras 38 años

Puede interesarte

Mov. Justicia Social tiene 24 horas para inscribir candidatos a Parlamento Andino

El pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) dio un día de plazo al movimiento Justicia Social para inscribir candidatos al Parlamento Andino. Así lo anunció...

Vacunas contra el Covid-19 ya están en Ecuador

En la aeronave de KLM aterrizaron en territorio ecuatoriano las 8.000 primeras dosis de vacunas contra el COVID-19. Las mismas serán distribuidas entre Quito,...

Bus arrolló a personas en Santo Domingo (dejó varios heridos)

Un hecho lamentable e impactante, sucedió en Santo Domingo, cuando un bus de transporte interprovincial arrolló a varias personas, tan solo por evitar chocarse...

Coronavirus: 9.810 muertos y 234.315 contagios en Ecuador

Ecuador reportó este miércoles 1.747 nuevos positivos de la covid-19 y suma 234.315 casos acumulados de la enfermedad desde que se tienen registros, mientras...

La Biblioteca Nacional de Ecuador «Eugenio Espejo» reabrió sus puertas en una nueva sede, dentro de la política del Gobierno de Lenín Moreno de ir reubicando tesoros nacionales, antes en ubicaciones inapropiadas y con el fin de acercarlas más al público.

«Recuperar la Biblioteca Nacional es uno de los legados más importantes que hacemos para la cultura del país; si queremos sembrar un futuro, hay que sembrarlo sobre la tierra fértil de las cuestionadoras mentes de centenares de ecuatorianos», expresó el jefe de Estado durante una modesta ceremonia de inauguración debido a la pandemia del coronavirus.

En el evento, realizado en el que era el Centro de Convenciones Eugenio Espejo, ahora la Biblioteca Nacional, participaron además el ministro de Cultura y Patrimonio, Juan Fernando Velasco; la ministra de Educación, Monserrat Creamer; y el secretario general de Gabinete de Presidencia, Juan Sebastián Roldán.

Durante el acto, Moreno resaltó que la reapertura de la Biblioteca en su nueva sede es un gran paso para fomentar la lectura en niñas, niños, jóvenes y adultos, un espacio «para preservar y difundir el patrimonio literario y cultural ecuatoriano».

La biblioteca estuvo funcionando en la Casa de la Cultura hasta 2016, cuando el Hábitat 3 se celebró en Quito y todo ese complejo fue desalojado.

A partir de ese momento la Biblioteca dejó de funcionar y de ahí en adelante se quedó en el olvido, explicaron a Efe fuentes del Ministerio.

Hoy, ha quedado instalada oficialmente en el ex centro de convenciones, entregado por el Municipio quiteño en comodato al Ministerio.

«Esta acción contrasta con los 38 años que pasaron, desde que la Biblioteca perdió su sede y fue ubicada de manera temporal en la Casa de la Cultura. Quiero agradecer a esta entidad por haber custodiado durante todo este tiempo los bienes que conforman los fondos de esta biblioteca», señaló el ministro Velasco.

Y subrayó que el traslado a una sede más adecuada se priorizó para atender la necesidad de contar con un espacio propio para la biblioteca, gestión que -dijo- no fue emprendida durante la anterior Administración.

«Cuando se realizó un evento internacional en la Casa de la Cultura se debió aprovechar para adecuar la biblioteca y no se hizo; todo lo contrario, se archivaron todos los libros y también las joyas de la cultura nacional que pertenecían al museo del Banco Central del Ecuador. No se ha escatimado recursos y esfuerzos corrigiendo aquel error», enfatizó.

Investigador, médico, escritor y político, Eugenio Espejo (1747-1795) fue el primer director de la Biblioteca que hoy lleva su nombre, y que en 1944 fue adscrita a la Casa de la Cultura Ecuatoriana, para pasar al Edificio de los Espejos en 1983, cuando se fusionaron los dos fondos.

La Biblioteca Nacional ecuatoriana cuenta con un patrimonio bibliográfico, hemerográfico y documental de más de 1,4 millones de ejemplares, algunos incunables, y entre los que destacan el fondo jesuita, la colección de libros publicados entre los siglos XV y XVIII.

La reapertura de la Biblioteca Nacional coincide también con la decisión de trasladar el Museo Nacional y el patrimonio cultural ecuatoriano a la que fue sede de Unasur en Quito, en una operación de salvataje ineludible y urgente dado el crítico estado de su actual ubicación.

«Tenemos la necesidad de precautelar todo este bagaje cultural que es patrimonio cultural e histórico de los ecuatorianos», dijo Velasco a Efe en una entrevista en ese momento. EFE

- Advertisement -
- Advertisement -