22.1 C
Guayaquil
martes, julio 27, 2021

Editorial: Los Fariseos y El Ministro Richard Martínez Por Simón Espinosa Cordero

Puede interesarte

Presidente de Cuba agradece a Rusia el envío de ayuda humanitaria para enfrentar la crisis sanitaria

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, agradeció a Rusia el envío de ayuda humanitaria y "una respuesta solidaria" ante la crisis provocada por la pandemia de...

Rusia bota esta semana su cuarto submarino nuclear de ataque de la clase Yasen

El submarino nuclear Krasnoyarsk del proyecto 885 Yasen-M se botará el 30 de julio en los astilleros Sevmach de la norteña ciudad de Severodvinsk, según el...

Gobierno de Argentina declara la emergencia hídrica por el histórico descenso del río Paraná

El Gobierno de Argentina formalizó este lunes la declaración del "Estado de Emergencia Hídrica" por 180 días en la región de la cuenca del...

Dos vacunados se contagian con las variantes Gamma y Delta en Ecuador

Debido a la alta transmisibilidad de las nuevas variantes de coronavirus registradas en el país y especialmente en Guayaquil, es probable que los casos...

Fariseo es un adjetivo en gramática y quiere decir: «Seguidor de una secta judaica que aparentaba rigor y austeridad, pero eludía los preceptos de la ley y, sobre todo, su espíritu», dice la Academia de la Lengua. No me gusta esta definición. Mejor les pongo un ejemplo: Cuando Jesús defendía a los pobres agricultores de los valles de Galilea, esquilmados y abusados por los romanos y los terratenientes judíos, les dijo:»¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas!, que son como sepulcros blanqueados. ¡Por fuera lucen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de podredumbre! También ustedes son así: por fuera dan la impresión de ser justos, pero por dentro están llenos de hipocresía y de maldad.» Esto nos enseña el evangelio de san Mateo en el capítulo 23 y en las líneas 27-32.

En estos días, en Quito, cobijados por el caótico mural, en la Asamblea Nacional de 130 asambleístas, sesenta de ellos tipos listos y señalados como ladronzuelos y algunos, supuestamente, como ladrones de tomo y lomo, cumpliendo con la ley del profeta Rafael, van a enjuiciar políticamente al señor ministro de Finanzas, economista Richard
Martínez Alvarado.

¿Quién es Richard Martínez?

Nacido en Loja, 37 años. Casado. Padre de 4 hijos.

Economista de la Universidad Católica del Ecuador, con un Executive MBA del IDE Business School, un Postgrado en Economía Internacional de la Universidad de Barcelona de España y un Diplomado en Negociaciones y Comercio Internacional por la Universidad Miguel de Cervantes en Chile. En el año 2003 ganó el concurso de investigación “José Corsino Cárdenas” organizado por el Banco Central del Ecuador.

Ha hecho cursos de especialización en Harvard Kennedy School, INCAE, Universidad Politécnica de Madrid y organismos internacionales como OIT, USAID, ONUDI, Unión Europea, BID, en temas relacionados con: crecimiento económico, empleo sostenible, comercio internacional, negociación y dirección de proyectos. Asimismo, ha sido conferencista y ponente sobre: política económica, desarrollo sostenible, responsabilidad empresarial, rol del sector público y privado para fomentar la competitividad.

¿Qué maldades ha hecho este niño prodigio!

Pagar 233 millones de dólares a los acreedores de la deuda pública del Ecuador, para poder así quedar el país como buen pagador y poder negociar el resto de nuestra grandísimima deuda y así lo hizo y así nos ha dado un respiro de varios años a nosotros que estamos en la loma. Y como, repito, por obra y gracia de Rafael Correa, nos hemos quedado en la lona, el gobierno está atrasado en pagos a muchas instituciones del país. Y como no puede pagar de golpe sino poco a poco según le vaya llegando la plata, los fariseos de la Asamblea le van a pegar políticamente; – ¡Desgraciado! No has pagado al Consejo Electoral, has rebajado el presupuesto de las universidades, y así y asado, ahora te vamos a reprender, humillar y molestar hasta que el señor presidente te saque del puesto.

Qué les parece, ecuatorianos queridos. ¿No habrá que decir a los Asambleísta que quieren hacer esto: «¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas!, que son como sepulcros blanqueados. ¡Por fuera lucen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de podredumbre! También ustedes
son así: por fuera dan la impresión de ser justos, pero por dentro están llenos de hipocresía y de maldad» 

Gracias, le decimos nosotros, don Richard por lo que está haciendo por el país con tanto talento, eficacia y sacrificio.

- Advertisement -
- Advertisement -