27.7 C
Guayaquil
sábado, marzo 6, 2021

Colombia y Ecuador coinciden en lucha contra corrupción en tiempos de crisis

Puede interesarte

Aeropuerto de Guayaquil cierra operaciones por caída de ceniza del Volcán Sangay

El aeropuerto internacional José Joaquín de Olmedo de Guayaquil cierra sus operaciones por la caída del ceniza del Volcán Sangay, así lo anunció Aviación...

Petroecuador adjudicó tercera venta spot de 2021 a Shell Western Supply (representaría ingreso por $86.097.600)

La Empresa Pública Petroecuador adjudicó la tercera venta spot de 2021 a la empresa refinadora estadounidense Shell Western Supply and Trading Limited, para la...

Covid-19: se registran 11.246 muertos y 292.943 contagios confirmados en Ecuador

Ecuador bordea los 293.000 casos de covid-19 y superó las 16.000 muertes por la enfermedad, según el parte del Ministerio de Salud divulgado este...

Operativo de FF.AA. decomisó 10.000 plantas de coca (2 hectáreas) en Sucumbíos

Hoy 6 de marzo, la jefatura de Investigación Antidrogas de la sub zona de la provincia Sucumbíos, en coordinación con Fiscalía, y las Fuerzas...

Los Gobiernos de Colombia y Ecuador coincidieron en ubicar la lucha frontal contra la corrupción como una tarea ineludible y que les permitirá afrontar de mejor forma la crisis derivada de la pandemia del coronavirus y la recuperación económica.

Así lo enunciaron las vicepresidentas de los dos países, la colombiana Martha Lucía Ramírez y la ecuatoriana María Alejandra Muñoz, en una conferencia virtual organizada por la Embajada de Colombia en Quito.

En el foro también participó el presidente de la Cámara de Comercio de Quito, Patricio Alarcón, y Beatriz Londoño, secretaria de Transparencia de Colombia; mientras que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que debía participar en el foro, se excusó a último momento, según precisaron los organizadores.

Al inaugurar el encuentro virtual, el embajador de Colombia en Ecuador, Manuel Enríquez Rosero, destacó que la lucha contra la corrupción es uno de los ejes prioritarios en común que tienen los Gobiernos de los dos países.

Asimismo, el diplomático remarcó que los problemas derivados de la corrupción son también similares en ambas partes, lo que les ha llevado a desarrollar mecanismos para combatir ese flagelo.

La vicepresidenta ecuatoriana recordó que la lucha contra la corrupción es el vértice de la política del Gobierno del presidente Lenin Moreno, aunque aceptó que hay tareas pendientes.

Para Muñoz, es «una tarea de todos», del sector público, el privado y de la sociedad civil, lo que implica también una actitud de honestidad en el ejercicio de las funciones.

Pese a los avances que, según dijo, se han realizado en Ecuador en esta lucha, la vicepresidenta insistió en que se necesitan de leyes que permitan dar una «trazabilidad» a esa estrategia, pues no sólo se requiere luchar contra la impunidad, sino reparar los perjuicios causados.

Muñoz recordó que, en octubre pasado, el Ejecutivo presentó a la Asamblea Nacional (Parlamento) un proyecto de ley sobre la «extinción de dominio», con la que se busca seguir la ruta del dinero perdido por la corrupción.

Por ello, llamó a que el Parlamento incluya entre sus prioridades a ese proyecto legal que, según dijo, permitiría una «recuperación eficaz» de dichos bienes.

De su lado, la vicepresidenta colombiana remarcó que combatir ese flagelo es uno de los soportes del Gobierno del presidente Iván Duque, y señaló que en su país se busca un pacto social.

Ramírez aseguró que esa estrategia permitirá minimizar las pérdidas causadas por la corrupción y dirigir los recursos públicos a atender las necesidades sociales que se han visto afectadas por la pandemia del coronavirus.

Para ella, esta lucha debe ser una política transversal, cuya implementación se ha visto más necesaria en la región con la presencia del COVID-19.

La secretaria colombiana de Transparencia destacó, de su parte, el programa que al respecto se ha extendido de manera transversal en todo el país.

El denominado «Pacto de integridad» es un compromiso social en diversos temas, que busca crear administraciones mucho más sólidas en sus sistemas de control y de prevención de la corrupción, agregó Londoño.

Para el presidente de la Cámara de Comercio de Quito, también pasa por cambiar la mentalidad de la población en asuntos tan pequeños como el no atender con rigurosidad las leyes de tránsito.

Incluso la difamación, dijo, puede ser considerada una forma de corrupción, por lo que es necesario que haya un esfuerzo social para afrontar este fenómeno y generar una costumbre de la honestidad. EFE

- Advertisement -
- Advertisement -