23.4 C
Guayaquil
lunes, enero 18, 2021

EEUU solo detectó un 10% de los casos en la primera oleada COVID-19

Puede interesarte

Casi 500 policías son capacitados para detectar vacunas robadas o falsificadas

Con la llegada de las 86 mil dosis de la vacuna contra el Covid-19, aparecen amenazas, entre esas las vacunas robadas y hasta falsificadas. Es...

Conozca el protocolo de bioseguridad a seguir en las elecciones 2021

El próximo 7 de febrero, día de elecciones, los votantes deberán cumplir con un protocolo de bioseguridad, dispuesto por el COE Nacional, entre los...

Código QR será utilizado para inmunizados contra COVID-19 en Ecuador

Desde este lunes 18 de enero el Ecuador espera recibir 86 mil dosis de la vacuna contra el COVID-19, una lucha que inició el...

Accidente de tránsito dejó 4 muertos en Pelileo, Tungurahua

La madrugada de este lunes 18 de enero, se registró un accidente de tránsito en Pelileo, provincia de Tungurahua. Se reportaron cuatro personas fallecidas...

Desde que empezó la pandemia y hasta el 18 de abril, Estados Unidos podría haber registrado unos 6,4 millones de casos de COVID-19, de los que solo tenía confirmados unos 700.000, lo que significa que el número de contagios fue «ampliamente subestimado» y que el 89% de los casos pasó desapercibido.

Así lo pone de manifiesto un estudio publicado hoy en Nature Communications, liderado por Jade Benjamin-Chung, del Departamento de Epidemiología y Bioestadística de la Universidad de Berkeley, California, que recuerda que el primer caso conocido y confirmado de COVID-19 en Estados Unidos fue el 21 de enero.

A partir de ahí, en los primeros meses de la crisis sanitaria, el Centro de Control de Enfermedades estadounidense recomendó que se priorizaran las pruebas para los pacientes hospitalizados que tendían a presentar síntomas moderados o graves.

Sin embargo, los estudios sugieren que entre el 30 y el 70% de los individuos que dan positivo en las pruebas del virus presentan síntomas leves o pueden no tener ninguno.

A partir de estos datos, los autores trataron de estimar la incidencia real de la pandemia en cada estado utilizando un análisis probabilístico.

El estudio concluye que entre el 28 de febrero y el 18 de abril, el número total de infecciones por SARS-CoV-2 fue de 6.454.951 (19 por cada 1.000 personas), una estimación 9 veces mayor que el número de casos confirmados durante el mismo período (2 por cada 1.000 personas) y que sugiere que el 89% de las infecciones no fueron documentadas.

La mayor parte de esta diferencia (aproximadamente el 86%) se debió a pruebas incompletas, mientras que el resto se debió a la limitada precisión de las pruebas, según el estudio.

Por estados, los investigadores constataron que la incidencia de COVID-19 fue más alta en el Noreste, Medio Oeste y Louisiana.

Por el contrario, el número de casos fue muy subestimado en Puerto Rico, California y algunos estados del sur.

En 33 estados, el número estimado de infecciones fue al menos 10 veces mayor que el número de casos confirmados.

Los autores del estudio puntualizan que aunque el método empleado ofrece una visión realista de la carga de infección real en un momento dado, no permite analizar el modelo de transmisión, ni hacer previsiones sobre la propagación del virus. EFE

- Advertisement -
- Advertisement -