22.2 C
Guayaquil
viernes, junio 25, 2021

Lula califica de víctima a Correa tras la sentencia del caso Sobornos 2012-2016

Puede interesarte

Presidente Biden ofreció “la ayuda que necesiten” a los habitantes de la Florida, tras colapso de edificio

El derrumbe parcial de un edificio en la ciudad balnearia de Surfside, en el sur de la Florida se ha convertido en noticia internacional y hasta el...

En Puerto López realizan simulacros para preparar a la población ante un sismo y tsunami

El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias en conjunto con el Muinicipio de Puerto López, en Manabí, realizaron la simulación sismo –...

BID dice que las crisis de Latinoamérica «merecen mayor atención del mundo»

Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dijo a Efe que a Latinoamérica y el Caribe les urgen un mayor apoyo global...

En Chile rescatan a 27 personas de una ventisca de nieve

Un grupo de 27 personas, entre ellos dos niños, tuvo que ser rescatado este jueves tras quedarse atrapado durante horas en medio de una...

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, impedido de disputar las elecciones presidenciales de 2018 por haber sido condenado por corrupción, afirmó este martes que el exgobernante de Ecuador Rafael Correa también fue víctima del «uso político de la Justicia».

«Mi solidaridad al compañero Rafael Correa, víctima de una condena injusta y abusiva, cuyo único objetivo es impedirlo de ser candidato en las elecciones de Ecuador», afirmó Lula en un mensaje que publicó en sus redes sociales en reacción a la decisión judicial que inhabilitó al expresidente ecuatoriano.

«De nuevo se produce el uso político de la Justicia, al servicio de las elites y de los intereses extranjeros. Ya vimos esa película», agregó el que fuera el presidente más popular en la historia de Brasil.

Lula, de 74 años, se dice un perseguido político como Correa y asegura que las condenan que le han sido impuestas por corrupción tan sólo tuvieron la intención de impedirle disputar las elecciones presidenciales de 2018, en las que las encuestas lo señalaban como favorito.

El expresidente brasileño ha sido condenado dos veces por corrupción y blanqueo de capitales en procesos relacionados con los desvíos ocurridos en la estatal Petrobras, aunque actualmente responde en libertad tras haber pasado un año y siete meses en la cárcel.

Aunque está en libertad y su condena definitiva depende de la respuesta a los recursos que interpuso ante tribunales superiores, la legislación brasileña prohíbe que personas condenadas en segunda instancia, como es su caso, puedan aspirar a mandatos públicos.

- Advertisement -
- Advertisement -