24.8 C
Guayaquil
lunes, mayo 10, 2021

Lasso: «Una desdolarización dejaría a Ecuador como Venezuela»

Puede interesarte

Cuatro hombres fallecieron dentro de una cisterna en Sto. Domingo de los Tsáchilas

Cuatro hombres fallecieron este lunes 10 de mayo dentro de la cisterna de una vivienda en construcción ubicada en el cantón Santo Domingo de...

Al menos veinte muertos en Gaza tras un bombardeo de Israel

Al menos veinte palestinos, incluidos nueve menores de edad, han muerto en bombardeos de la aviación israelí sobre la Franja de Gaza en represalia...

Se reportaron agresiones a buses que no suspendieron actividades en Quito

En redes sociales se publicaron algunos ataques ocasionados presuntamente por otros transportistas, a quienes no acataron la medidas de suspender las actividades por falta...

Directorio del BIESS analizará aumento de la tasa de interés en préstamos hipotecarios

El directorio del BIESS analizará en las próximas horas la medida del aumento la tasa de interés en los préstamos hipotecarios para viviendas populares....

El líder del partido liberal conservador ecuatoriano CREO, Guillermo Lasso, uno de los aspirantes presidenciales a priori con posibilidades en los comicios de 2021, considera que la propuesta de algunos sectores de izquierda de desdolarizar la economía conduciría a una crisis como la de Venezuela.

«Lo más popular de Ecuador es la dolarización, por lo que quien venga con sus teorías de una moneda alternativa, nos está diciendo que propone una alta inflación, devaluaciones grandes y constantes, y la incertidumbre que vive hoy la economía venezolana», dijo el político en una entrevista con Efe.

A sus 64 años, Lasso acude a sus terceras elecciones al frente de un partido que propone una cambio radical en las políticas de Gobierno en materia económica, con el fin de rescatar al país de la profunda crisis que atraviesa desde hace dos años.

Al Gobierno actual de Lenin Moreno le reconoce el logro del referendo de 2018 en el que se prohibió la reelección indefinida («eternizarse en el poder») y que, su ministro de Finanzas, Richard Martínez, «lo está haciendo bien en la relación financiera internacional, buscando acuerdos con el FMI para generar una gran cantidad de recursos y logrando la renegociación de la deuda sin entrar en moratoria».

Ahora, puntualiza Lasso, «es un Gobierno que en sus tres años y tres meses (de vida) ha destruido empleo, independientemente de la pandemia: en 2019, la economía decreció 0,9 % y se destruyeron 150.000 empleos».

«Nuestra preocupación será cómo promover un gran shock de inversión para que ese sector privado dinamizado sea capaz de absorber a esas personas que salen del sector público y privado», sostiene.

Frente a la gran crisis, grupos de izquierdas, entre ellos el candidato a la Presidencia por el correísmo, Andrés Arauz, no dejan de plantear la posibilidad de poner fin a veinte años de dolarización, con el fin de tener pleno control de la política monetaria del país.

«El correísmo lo único que tiene que ofrecer es más del pasado, no hay ninguna novedad. Ya sabemos exactamente lo que sería Ecuador bajo el correísmo», manifestó el líder de CREO.

Y defiende que su partido propone «todo lo contrario: democracia, libertad económica, fortalecimiento de la dolarización, promover el comercio exterior para generar divisas e inversión».

«Pero si hay un candidato que cree que con su ideología va a lograr la prosperidad… ¡No! Ya hemos visto lo que la ideología marxista, la leninista, y el ‘Socialismo del siglo 21’ producen en Venezuela y Cuba. Lo que queremos los ecuatorianos es vivir en un ambiente de democracia y prosperidad».

Consultado por Efe sobre si no sería más fácil ser competitivos sin la dolarización, explica que la solución pasa por una administración del Estado que no carcoma los recursos del sector público.

«Una economía dolarizada es como un avión con dos motores: uno simboliza la economía pública y el otro la privada. Hay que administrar el motor del Estado para que solucione sus problemas sin necesidad de restarle competitividad al privado, como hace hoy», explicó.

Y para ello cree que hay que «simplificar impuestos» porque en Ecuador «hay demasiados en este momento», y es el «único país del mundo donde hay que compartir utilidades con empleados, ese es un impuesto del 15% (que se suma) al 25% de renta: un 40% (en total)».

«(Después) está el impuesto a la salida de capitales y altos costos de producción. Necesitamos también reformas laborales», abundó.

Ecuador acudirá a las urnas el próximo 7 de febrero, comicios a los que se han presentado hasta ahora 19 candidaturas presidenciales. EFE

- Advertisement -
- Advertisement -