Todo lo que debes saber sobre el nuevo iPhone X

“Hay una cosa más”. En el mundillo de la tecnología la frase es una especie de ícono y por eso, mientras Tim Cook la pronunció este martes en el auditorio Steve Jobs, en el nuevo campus de Apple, el público aplaudió y gritó. Emoción pura.

“Estas son palabras que no nos tomamos a la ligera y nos parece apenas lógico que, 10 años después del primer iPhone, revelemos aquí un producto que marcará el camino de la tecnología para la siguiente década”.

Las palabras de Cook precedieron a la introducción del iPhone X, que, tal y como rezaban los rumores, viene con una pantalla OLED de 5,8 pulgadas que cubre casi todo el frente del equipo, desplegándose de borde a borde en el dispositivo.

Esta es la modificación en diseño más seria que ha tenido el iPhone desde el paso entre el iPhone 5S y el 6, quizá. No es sólo una transformación de forma, sino también de fondo.

El nuevo dispositivo, a pesar de tener una pantalla más grande (con resolución de 2436 X 1125 pixeles y una densidad de 458 pixeles por pulgada), se siente y se ve más pequeño que un iPhone 7 Plus, el modelo más grande en el mercado. Esta es una pequeña hazaña que, siendo justos, ya está presente en otros competidores, pero que no deja de ser impresionante.

La gran implicación del cambio en diseño es que no hay botón de home, ni físico, ni virtual. El desbloqueo del equipo será con reconocimiento facial, una tecnología que ya está presente en otros dispositivos, pero que no termina de funcionar del todo bien en varios competidores de la marca. Apple la llama Face ID.

La propuesta de Apple acá es integrar tres métodos simultáneos de medición y escaneo para asegurar varias cosas: la primera, que funcione, que se desbloquee cuando la persona mira la pantalla y ya. Y, la segunda, que no se pueda fingir ser alguien más con una máscara, por ejemplo.

POSTS POPULARES