Samsung presentó al nuevo Galaxy S9 y S9 plus

Samsung se vuelca con la cámara para plantar cara al iPhone X de Apple. El mayor fabricante de móviles del mundo ha vuelto a acaparar todos los flashes en el día previo a la inauguración del Mobile World Congress (MWC) al mostrar en un macro evento su nuevo buque insignia, el Samsung Galaxy S9, y su hermano mayor, el S9 +. Ambos con un diseño continuista respecto a sus predecesores, pero mejorando notablemente las cámaras, capaces de grabar a cámara lenta y de adaptarse a la luz como el ojo humano.

La firma coreana, que domina el mercado mundial con una cuota del 20,9%, ha echado toda la carne en el asador en la renovación de su terminal estrella en la equipación de las cámaras, a la que asegura ha incorporado técnicas de inteligencia artificial. Quiere dar respuesta a un mundo donde la comunicación se hace cada vez más visual. Y es que, según datos de Samsung, en 2017 los usuarios de smartphones tomaron 1,2 billones de fotos en todo el mundo, compartieron diariamente 5.000 millones de emojis y otros 1.000 millones de GIFS.

De ahí, que los responsables de Samsung destaquen que la cámara del Samsung S9 ha pasado de ser “una simple cámara a ser un generador de contenidos”, gracias a varias novedades que han incorporado al terminal. Por ejemplo, su tecnología Super Slow Motion le permite grabar vídeo a cámara superlenta, alcanzando 960 frames por segundo, algo que hasta ahora solo había logrado Sony. Además, puede hacerlo tanto de manera automática (cuando el móvil detecta movimiento) o de forma manual cuando el usuario decide activarlo voluntariamente.

Sin miedo a la oscuridad

El nuevo smartphone de Samsung “tampoco tiene miedo a la oscuridad”, gracias a las mejoras que incorpora en su lente y su sensor. La primera actúa como las pupilas del ojo, abriéndose más o menos (f/1.5 o f/2.4) en función de la luz que haya. Y el sensor toma hasta 12 imágenes cuando el entorno está muy oscuro con el fin de ofrecer la mejor foto combinada posible, lo que reduce el ruido hasta un 30%. Cuando hay mucha luz, predomina la calidad, pero cuando hay poca, se apuesta por la reducción de ruido, algo que logramos hacer de manera fluida gracias a que la cámara tiene su propia memoria RAM”.

El Samsung S9 y S9+ también presumen de ser “más inteligentes” que sus antecesores, gracias a que, ahora, desde la propia cámara y utilizando el asistente virtual Bixby, pueden decir en tiempo real qué tiempo hace (si se enfoca la cámara hacia arriba), dónde se está (si se enfoca hacia abajo) o cuántas calorías tiene el plato al que se apunta con el objetivo. Incluso puede facilitar la receta del plato. Igualmente, ambos terminales son capaces de traducir información a partir de una imagen sin necesidad de introducir el texto en el móvil.

Los dos modelos son los primeros que salen al mercado con el procesador Exynos 9810, con ocho núcleos y capacidad de aprendizaje profundo basado en redes neuronales. Un avance que permitirá, sobre el papel, gastar menos batería. El equipo además es más seguro, según la firma surcoreana, al incorporar el chip una unidad de procesamiento seguro independiente. Y al combinar el reconocimiento facial con el sistema de escáner de iris que ya tenían en anteriores generaciones.

El nuevo buque insignia de Samsung cuenta también con altavoces estéreo frontales con certificación de AKG, la marca especializada en sonido, y con tecnología Dolby Atmos. Samsung Galaxy S9  se pondrá a la venta en Europa por 849 euros mientras que el Galaxy S9 Plus se comercializará a 949 euros en Europa.

Tomado de El País 

POSTS POPULARES