Piñera anunció que una de sus prioridades será ayudar a Venezuela

Sebastián Piñera ya empieza a configurar lo que será su próximo gobierno. Este lunes, el flamante presidente de Chile mantuvo un encuentro en Santiago con Luisa Ortega Díaz, la fiscal general de Venezuela que se rebeló al régimen de Nicolás Maduro y fue destituida por el chavismo.

Durante la reunión, Piñera señaló que en su gestión fijará como “prioridad” ayudar a aliviar la “crisis humanitaria” que sufre el pueblo venezolano”.

“Queremos actuar en conjunto con otros países de América Latina para que nuestra participación sea más eficaz y produzca resultados que alivien la tragedia que vive desde hace algunos años el pueblo venezolano”, manifestó el presidente chileno electo.

Piñera, que asumirá el cargo el 11 de marzo, aseguró que observa con preocupación y solidaridad lo que sucede en Venezuela, donde en su opinión se está produciendo una “gravísima crisis política, económica, social y humanitaria”.

El ex mandatario consideró que el aspecto humanitario es el más acuciante en Venezuela, donde hay escasez de alimentos y un desabastecimiento de medicamentos que “está costando muchas vidas humanas”.

“Ningún país democrático puede permanecer indiferente frente a esta situación. Por esto, el compromiso que yo tengo con el pueblo venezolano es hacer todo lo que esté a nuestro alcance dentro del marco del Estado de derecho para colaborar a recuperar la democracia, las libertades y el respeto a los derechos humanos”, subrayó.

Piñera instó al régimen de Maduro a “abrir las puertas” a elecciones libres y transparentes que den garantías a la oposición, a la que pidió actuar con “unidad”.

Luisa Ortega, en tanto, agradeció la disponibilidad del próximo presidente chileno para ayudar a “rescatar” la democracia y la libertad en Venezuela.

Además elogió el sistema electoral chileno y lo contrapuso al de Venezuela, donde aseguró que los tres últimos procesos electorales han sido “fraudulentos”.

Ortega fue destituida el 5 de agosto pasado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, que la acusó de cometer “actos inmorales”, y a su esposo, el diputado chavista Germán Ferrer, de ser parte de una trama de extorsión que presuntamente operaba desde la Fiscalía.

Con información de EFF

POSTS POPULARES