Mejores condiciones para los trabajadores del sector bananero

Tres de cada 10 bananas en el mercado global provienen de Ecuador. Es, con el camarón, el producto no petrolero más exportado en el país y genera más de dos millones de empleos indirectos, según algunas estimaciones. Pero bajo la importancia de este sector han aflorado durante décadas historias de malas condiciones laborales, precariedad y falta de seguridad para los trabajadores. Tras años de desencuentros, los sindicatos, las patronales y el Gobierno acordaron un manual para proteger la salud de los operarios en las plantaciones bananeras que ahora debe ponerse en práctica.

“Para la realidad actual del Ecuador, este manual puede ayudar mucho mejorar los estándares de salud ocupacional en las plantaciones bananeras del país”, valora Gilbert Bermúdez, representante de la coordinadora sindical Colsiba. La guía, elaborada con los expertos de la FAO (agencia de la ONU para la alimentación y la agricultura), aborda en profundidad la aplicación de pesticidas y herbicidas, e incluye pautas para proteger a operarios y los recursos naturales. Se señala la necesidad de mascarillas y equipamiento especial, y se indica la forma más segura de realizar las actividades propias del cultivo de bananos, entre otras medidas.

Representantes de los trabajadores, empresarios y sector público celebran la aprobación del manual, que pretende mejorar las condiciones de las más de 145.000 personas que trabajan directamente en las plantaciones. Los cambios se deberán aplicar tanto en los 193 grandes productores (con explotaciones de más de 100 hectáreas) como en los medianos (de entre 30 y 100) y los pequeños, con menos de 30 hectáreas, que son mayoría en número (3.460), pero solo representan un 21% de la superficie cultivada.

“Ya no solo se hablará de productividad, de cajas embarcadas o de participación en mercados”, celebra Eduardo Ledesma, director ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador que agrupa a productores y exportadores. “Ahora el sector se enfocará a que productores y trabajadores tengan un conocimiento sobre normas de seguridad para evitar incidentes y accidentes de trabajo”, añade. Ledesma asegura que, con su participación en esta guía, el sector envía un mensaje “claro y preciso” de que acepta su “corresponsabilidad” en lo que respecta a los trabajadores y al medio ambiente.

“El comercio bananero es sinónimo de la globalización de la economía agrícola”, señala Víctor Prada, coordinador del proyecto por parte de la FAO. El banano se ha convertido en un producto básico en todo el mundo y es crucial para la seguridad económica y alimentaria de muchos países en desarrollo. “A menudo se olvida que los bananos son una fruta tropical y detrás de la fruta ingerida, generalmente hay trabajadores que atraviesan muchas dificultades”, señala Prada. Ser la fruta favorita en el mundo tiene ventajas e inconvenientes: la ventaja es una producción desmesurada; el inconveniente es que todos quieren venderla al mejor precio posible, lo que da lugar a agresivas negociaciones comerciales que acaban afectando a los ingresos recibidos por pequeños productores y trabajadores.

“Este manual y las actividades de capacitación que lleguen con el proyecto pueden mejorar la vida de cientos de miles de trabajadores, y no solo en Ecuador. También se puede replicar en otros países”, apunta el experto. “Estamos muy contentos con los resultados y la adopción del texto por parte del Gobierno. Tener impacto institucional ayudando a mejorar la legislación es una de las claves para la sostenibilidad de cualquier iniciativa”, agrega.

El manual, de obligado cumplimiento, se está repartiendo y dando a conocer en distintos talleres, comenzando por las provincias donde hay mayor producción bananera como El Oro, Guayas o Los Ríos. “El proceso recién inicia, y será el tiempo el que demuestre cómo favorecerá a la gente que trabaja en las plantaciones”, opina Bermúdez, el representante sindical.

El comercio bananero es sinónimo de la globalización de la economía agrícola, señala Víctor Prada, coordinador del proyecto por parte de la FAO. El banano se ha convertido en un producto básico en todo el mundo y es crucial para la seguridad económica

El País

POSTS POPULARES