Los empleos están en riesgo por tecnologías robóticas

Un artículo de NEWS informó que Uber obtuvo permiso en California para probar dos automóviles sin conductor. ¿Es cuestión de tiempo antes de que los vehículos sean suficientemente inteligentes como para llevarnos de A a B sin hacer nada? En esta aplicación de la “inteligencia artificial” en la que las máquinas pueden incorporar funciones cognitivas humanas, los conductores probablemente perderán sus empleos.

El vehículo sin conductor es solo un ejemplo de la revolución tecnológica actual que transformará al mundo del trabajo y las formas de vida. Esta preocupación de que el avance de la automatización vinculada a la tecnología digital a la larga conduzca al desempleo masivo llevó a Bill Gates a proponer que las empresas que utilizan robots paguen impuestos sobre los ingresos atribuidos al uso de la robótica, similar al impuesto sobre la renta que deben pagar los empleados. Esta propuesta ha sido condenada por economistas, como el exsecretario del Tesoro de EE.UU. Lawrence Summers, por frenar el avance tecnológico.

Pero el impuesto a los robots es una respuesta a los crecientes temores de que la revolución de la automatización cause una alteración incontrolable y aumente las desigualdades e inseguridades laborales, que ya han provocado un malestar social y político expresado en el Brexit y el triunfo de Donald Trump.

Se calcula que el índice de riesgo de que los robots asuman el control de los puestos de trabajo en los países en desarrollo oscila entre el 55% y 85%, según el estudio pionero realizado en 2016 por el instituto Martin School and Citi de la Universidad de Oxford “El futuro no es lo que solía ser”. Las principales economías emergentes también tendrán un alto riesgo, en especial China (77%) e India (69%), mientras que el riesgo medio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es de 57%.

El Telégrafo

POSTS POPULARES