Los cultivos orgánicos son mínimos en Ecuador

Nuestro planeta ha empeorado su déficit ecológico en este siglo. La necesidad de producir más cantidad de alimento para sostener el aumento de la población mundial ha llevado a convertir grandes extensiones de bosques en zonas agrícolas.

La agricultura a gran escala utiliza una alta cantidad de fertilizantes y pesticidas sintéticos para mejorar la producción y enfrentar plagas, pero estos químicos se filtran en los suelos, contaminándolos y afectando cuerpos de agua, lo que ejerce mayor presión a la naturaleza.

Por eso es fundamental cambiar el modelo de producción y alimentación en el mundo, ya que el actual sistema es insostenible, según expertos.

Una solución para lograr la conservación y aumento de biodiversidad, el mantenimiento de hábitats, la protección de acuíferos y la conservación del suelo sería aumentar los cultivos orgánicos.

Estos sembríos son exclusivamente naturales, ya que se restringe el uso de aditivos químicos o sustancias que contengan materiales sintéticos, lo que permite la oxigenación y recuperación de los suelos.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), en Ecuador, la superficie de labor agropecuaria (cultivos permanentes, transitorios y barbecho, pastos naturales y cultivados) en 2017 fue de 5,46 millones de hectáreas.

POSTS POPULARES