“La realeza debió esperar a que se calmen las aguas”

El video donde aparece la reina Letizia impidiendo que su majestad Sofía se tome una foto con sus nietas en la Misa de Pascua dio la vuelta al mundo. Las fuertes críticas en redes sociales contra la esposa del rey Felipe circularon tan velozmente que no fueron necesarios los 80 días que requirió Cantinflas, para recorrer en el mundo, en una de sus películas.

La estrategia para levantar la imagen de Letizia comenzó mal. Y señalo esto porque las fotos de la familia real, publicadas 5 días después de lo sucedido, para demostrar que la situación al interior de casa está bien, fueron calificadas por los cibernautas como “puro teatro”, al punto que una seguidora de las revistas del corazón, en internet, expresó que ningún detergente limpiará la imagen de la experiodista.

En una de esas inapropiadas imágenes aparecen las dos reinas y Felipe en la puerta de la clínica donde estaba asilado Juan Carlos, para dar la sensación de “unión familiar”. En otra se muestra a Letizia abriendo la puerta del carro para que baje su suegra, como una manera de pedir perdón que el público tampoco creyó; y la última en un día natural con las infantas (nietas).

Definitivamente la realeza debió esperar a que se calmen las aguas. Hubiera sido más conveniente que se deje ver a las reinas juntas en un proyecto social que se haga público después de un mes, exponiendo en las fotos un lenguaje no verbal (gestos y ademanes) con afecto y cordialidad, para demostrar que lo sucedido aquel domingo de Pascua fue solo un “malentendido”.

Autor: Carlos Ibáñez Arosemena 

Especialista en Comunicación e Imagen
Telfs: 04 5018093 – 09 99612437 

POSTS POPULARES