Familiares de periodistas esperan se realice investigaciones sobre protocolos utilizados

De los nueve detenidos para investigaciones tras la última incursión militar en zonas fronterizas, ocho tienen procesos penales. Este grupo fue trasladado a diversas cárceles del país, como Guayaquil. Siete cumplirán prisión preventiva mientras dure la indagación y una mujer embarazada recibió medidas sustitutivas, por su estado de gestación.

La información fue entregada ayer, 15 de abril del 2018, por el ministro del Interior, César Navas, quien lideró una rueda de prensa en las instalaciones del ECU-911, en Quito, en la que se dieron detalles de la operación militar realizada el 13 de abril pasado.

En el grupo está un sobrino de alias ‘Guacho’ y todavía se investiga si otro de los detenidos es familiar del líder de la organización criminal a la que se le atribuye el secuestro y ejecución de los colaboradores de Diario EL COMERCIO.

Los aprehendidos son Darwin S., Jhonatan S., José Q.,Dévora R., Sully Q.,Antonio C., Jairo A., y Ruvén J. Todos son miembros activos de la organización, según las autoridades ecuatorianas.

Las primeras pericias señalan a Antonio como uno de los expertos en explosivos, y a Jairo y Ruvén como miembros de la seguridad de esa organización. Dentro de la operación se registraron 91 inmuebles y a 150 personas en Mataje Nuevo y Mataje Viejo, Esmeraldas, detallaron las autoridades. También se incautaron de 72 cartuchos antiaéreos calibre 50.

El comandante de las Fuerzas Armadas, César Merizalde, confirmó que las municiones podrían dañar a las aeronaves que sobrevuelan la zona. Las declaraciones fueron acompañadas de fotografías de las evidencias que se incautaron en el sitio. En ellas se incluyeron imágenes de tres escopetas artesanales y una cámara que realizaba videovigilancia en una de las viviendas.

En la rueda de prensa también participó el comandante de la Policía, Ramiro Mantilla, quien detalló que hasta el momento se ha detenido a 43 personas relacionadas con la agrupación de ‘Guacho’ desde que se inició con los operativos, a finales del año anterior. 

Las autoridades señalaron que se hizo todo lo que estuvo a su alcance para recuperar con vida al conductor Efraín Segarra, al periodista Javier Ortega y al fotógrafo Paúl Rivas. Esto lo dijeron frente a los comunicadores que tenían letreros donde se leía el mensaje: “No hicieron nada”.

Las autoridades también abordaron preguntas sobre las acciones del Estado frente a la fallida liberación de los periodistas. Ante la inquietud sobre la ubicación de los cuerpos, Navas respondió que todavía es desconocida y que se realizan acercamientos con organismos internacionales para su recuperación. La víspera, el ministro de Defensa, Patricio Zambrano, dijo que los cuerpos serían entregados en Tumaco, en Colombia.

Los familiares de los fallecidos esperan que se conforme una comisión independiente del Gobierno para que se investiguen los protocolos utilizados.

Diario El Comercio 

POSTS POPULARES