Estudiante al presidente de Nicaragua: “No podemos negociar con un asesino”

Sin pedir perdón ni permiso alzó su voz para hacerse escuchar, arrebatando el derecho de palabra nada menos que a Daniel Ortega, quien gobierna Nicaragua desde 2007.

Lesther Alemán, un joven de 20 años que estudia Comunicación Social de la Universidad Centroamericana, se convirtió el pasado miércoles en la voz del movimiento estudiantil que se opone a Ortega y que exige su salida del poder tras la fuerte represión a las protestas callejeras ocurridas durante el último mes, en las cuales han perdido la vida más de medio centenar de personas.

“Esta no es una mesa de diálogo. Es una mesa para negociar su salida y lo sabe muy bien porque el pueblo es lo que ha solicitado”, dijo Alemán, con voz firme, tras tomar la palabra durante la sesión de instalación del diálogo nacional que, bajo el auspicio de la Conferencia Episcopal, busca una salida a la crisis política que sacude al país centroamericano.

“¿Por qué estoy hablando y por qué me salto la palabra suya? Porque nosotros hemos puesto los muertos, nosotros hemos puesto los desaparecidos, los que están secuestrados”, señaló el joven para justificar su atrevimiento.