Encuentran a actriz porno muerta ¡Ya son cuatro!

La actriz porno Olivia Nova, de 20 años, fue encontrada sin vida en su residencia, en Las Vegas (Nevada). Su muerte impacta a la industria pornográfica por ser la cuarta actriz en menos de dos meses. La agencia Direct Models, que la representó durante un tiempo, también confirmó la noticia de su muerte.

“Llegamos a conocer a Olivia como una chica hermosa con una personalidad muy dulce y amable. Otra víctima más, demasiado joven. Estamos más que sorprendidos y, sin duda, fue completamente inesperado. Descansa en paz dulce ángel”, dijeron.  Según la agencia, el forense de Las Vegas confirmó que el cuerpo de la joven Nova, oriunda de Minessota, había llegado a sus instalaciones a mediodía del 7 de enero para hacerle la autopsia, cuyos resultados oficiales  “no se conocerán hasta dentro de 6 u 8 semanas”.

En su corta carrera, según la agencia, la actriz, que se inició en la industria porno en marzo de 2017, fue nominada junto con  Lana Rhoades como protagonistas de “la mejor escena GG” (lésbica) del año pasado.  Los antiguos representantes de Nova se muestran “sorprendidos” por otra muerte de una persona “demasiado joven”. Es el mismo asombro que recorre a toda la industria pornográfica por otro fallecimiento “demasiado temprano”, como dijo el llamado Gremio de Actores de Cine para Adultos (APAG, en sus siglas en inglés), que pide a los actores de esta industria que velen los unos por los otros. El fallecimiento de la actriz sucedió unos días después de que, en Navidad, compartiera con sus seguidores de Twitter que estaba pasando las fiestas sola y se encontraba con el ánimo decaído.

Además, se sabe que en abril del año pasado, su novio se suicidó, justo cuatro días antes de su cumpleaños. Antes de Nova , otras tres actrices del sector han muerto en circunstancias extrañas. La primera fue Shyla Stylez, de 35 años, considerada “una leyenda” del porno por la APAG y versada en el hardcore. Esta actriz falleció en casa de su madre en Canadá, el 12 de noviembre, mientras dormía.

La siguiente fue Angust Ames, de 23 años, quien supuestamente se suicidó el pasado 19 de diciembre tras recibir una oleada de críticas en las redes sociales. Su delito fue el difundir que no quería rodar con un actor que había hecho porno gay “por seguridad”. La joven canadiense, cuyo verdadero nombre era Mercedes Grabowski, tenía dos Óscares del cine porno en la casa de Camarillo (California), donde fue hallada muerta. Una semana después fue encontrada sin vida  Yuri Lev, de 31 años, tumbada en una cama rodeada de pastillas en Bellflower, California. También fue un aparente suicidio, aunque no trascendieron posteriormente datos de la autopsia oficial.

Fuente: Diario El Telégrafo

POSTS POPULARES