Eliminación de crédito tributario inquietaría a sector exportador

El gobierno eliminará el crédito tributario del impuesto a la salida de divisas (ISD) y en su lugar reembolsará mensualmente a los exportadores el valor cancelado por el tributo generado sobre la importación de materia prima, insumos y bienes de capital. La medida se hará efectiva en el transcurso de esta semana, cuando el Comité de Política Tributaria emita una  resolución y esta sea publicada en el Registro Oficial, informó Leonardo Orlando, director general del Servicio de Rentas Internas (SRI).

El anuncio inquieta a los sectores productivos. A criterio de Daniel Legarda, presidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), debe mantenerse el crédito tributario y agregar la devolución como una opción. La idea es aumentar incentivos, que el exportador tenga la posibilidad de escoger entre lo que más le conviene, explicó Legarda a la espera de que las autoridades difundan el texto oficial.

Actualmente la Ley Reformatoria para la Equidad Tributaria estipula que el crédito tributario se aplicará para el pago del impuesto a la renta de los cinco últimos ejercicios fiscales, los pagos realizados por concepto de ISD en la importación de materias primas, insumos y bienes de capital con la finalidad de que sean incorporados en proceso productivos.

Todas las partidas arancelarias usadas por los exportadores, y que hoy gozan de crédito tributario, se beneficiarán. El Comité de Política Tributaria ya escogió los primeros bienes sobre los que aplicará el reembolso. Constan torta de soya, maquinarias para la producción e insumos agropecuarios. Orlando no ofreció detalles específicos con respecto a la operatividad de la medida. La devolución mensual del ISD no es nueva. Se aprobó en diciembre de 2017 con la criticada Ley de Reactivación Económica, primer proyecto legislativo de Lenín Moreno. Allí se estableció que el reembolso será para exportadores habituales y tendrá un esquema similar a la devolución del impuesto al valor agregado (IVA).Alrededor de 356 empresas se beneficiarían, según el SRI.

Han transcurrido cinco meses desde que la ley entró en vigencia y hasta ahora no existe el reglamento correspondiente. Por este motivo la devolución no se ha concretado, observó Legarda. Exportador habitual es aquel que tiene al menos el 25% de exportaciones sobre las ventas totales. “Si tomamos en cuenta solamente este criterio para la devolución se quedan fuera más de 1.000 empresas que no necesariamente llegan al 25%. Los productos que más se afectan son los no tradicionales, de manufacturas, segmentos nuevos o que están exportando pocos años”, advirtió el empresario.  Para el sector el crédito tributario del ISD representa más de $ 300 millones, ya sea que las importaciones se hagan de forma directa por los exportadoras o a través de un importador.

Fuente: Diario El Telégrafo