El suburbio de Guayaquil recibió a Abdalá Bucaram

Tal como lo hizo en 1987 a su retorno al país de un anterior asilo en Panamá, ayer el expresidente Abdalá Bucaram Ortiz aterrizó en helicóptero en un área del suburbio, en Guayaquil. No fue la misma dirección a la que llegó hace 30 años, ni la misma situación política para el dirigente del extinto PRE.

Entonces aterrizó en la 29 y Oriente procedente del país centroamericano, gracias a una amnistía legislativa.

Ayer lo hizo en la 8ª y la Ch en el segundo día que tenía en Ecuador y una vez que la justicia declaró prescritos los dos procesos penales que se mantenían por actos relativos a su gobierno (1996-1997).

El también exalcalde de Guayaquil encabezó la caravana motorizada por algunas calles del suburbio para posteriormente dirigirse a sus simpatizantes desde la tarima.

Esta se levantó en la 24 y Francisco Segura. Antes de que llegara Bucaram, su hijo Abdalá Bucaram Pulley agradeció la presencia de sus simpatizantes. “Hoy regresa un ser humano que ha sido maltratado y lo único que busca es el bienestar del pueblo”, dijo.

En el mitin, al comenzar su discurso, Bucaram Ortiz criticó la organización del evento porque no tuvo las facilidades para hablar. “Quiero pedir disculpas, esto está mal hecho, quería tener unos diez metros para moverme y un parlante para escucharme, pero no hay”, señaló.

Luego del cuestionamiento resumió, según él, los momentos más críticos que vivió fuera de Ecuador. “Compatriotas, acá está el loco Abdalá, aunque cuando tuve problemas en el corazón la oligarquía rezaba para que algo me pasara. No pude estar en la tumba de mi hermano Adolfo, ¿qué sacaron con exiliarme?, ¡nada!”, agregó.

En el evento estuvieron figuras reconocidas del PRE como Alfredo Adum, Víctor Hugo Sicouret, Omar Quintana y Elsa Bucaram.

También asistió el expresidente y líder del Partido Social Patriótica (PSP), Lucio Gutiérrez, a quien Bucaram agradeció el apoyo que le dio: “A mí me traicionó un militar, me persiguieron todos los gobiernos, exceptuando el coronel (Lucio) Gutiérrez, quien ha sido un caballero conmigo, y también Gustavo Noboa, todos los demás han saqueado al país”.

Además dijo que viene al país sin “odios ni rencores” y que desea mantener diálogos con el actual presidente Lenín Moreno. “ “Llegué a jugar el segundo de tiempo contra la oligarquía de este país… Alianza PAIS y los socialcristianos son lo mismo, son la derecha, son tuerca y tornillo… pero también creo que Lenín (Moreno) es un hombre de paz, diferente y le extenderé la mano para mejorar la vida de los pobres de mi patria y también lo haré con mis enemigos políticos”, indicó.

Finalizó cantando y bailando con Los Iracundos.

Diario El Universo

POSTS POPULARES