El sector camaronero expuesto a nuevos desafíos y peligros

El último problema descubierto en los camarones de Asia es el virus iridiscente, este año. Aunque las mortalidades parecen venir desde el 2014. Poco antes, el síndrome de mortalidad temprana arrasó la acuicultura de los tigres asiáticos.

Esto sucede mientras científicos de la Universiti Putra Malaysia y de la Xiamen University Malaysia elaboran una revisión científica sobre los estudios recientes relacionados a los nodavirus, que también causan mortalidades.

Los estudios recientes identificaron -anota el portal Aquahoy- dos nodavirus del camarón (también los hay en peces), denominados mortalidad encubierta, que afecta al Litopenaeus vannamei (la variedad que cultiva Ecuador) y Farfantepenaeus duorarum.

En estos últimos años, después de la llegada del virus de la mancha blanca en el año 99, Ecuador ha permanecido “blindado” de estos males por dos motivos: un mayor control de las importaciones, uso de larvas de estanques (certificadas) y un sistema extensivo, que contrasta al intensivo del continente asiático y que también ahora en algunas granjas Ecuador se usa, aunque con protocolos estrictos, indican a Diario EXPRESO camaroneros de la provincia de El Oro.

Aún así, en mucha menor escala, Ecuador tiene problemas. El clima frío es propicio para un masivo ataque de vibrios (bacterias patógenas) que provocan bajos niveles de sobrevivencia y, por tanto, aumento de gastos.

Se reportan también en muchas zonas camarón con disparidad de tallas. “En unos casos se presentan cinco tallas diferentes”, reportan en el grupo Camaroneros del Ecuador y el Mundo, creado en Facebook.

Hay dos posiciones sobre el origen del problema: biólogos y productores coinciden que es un problema genético. Los dueños de laboratorios dicen que se trata de las camaroneras por mal manejo de agua y suelo.

Lo cierto es que cultivar camarón es tarea complicada y preocupa que en Asia aparezcan problemas. Algunos, como el síndrome de mortalidad temprana, fue detectado en México. Ecuador, que produce la mitad del camarón que sale de América, está libre de este.

El país, con un modelo extensivo que ahora miran todos, ha pasado por tres grandes problemas, causantes de mortalidades que han llevado a situaciones dolorosas: el síndrome de las gaviotas, llamado así porque los camarones moribundos eran alimento para esta ave; el síndrome de Taura, dicen, provocado por el excesivo uso de químicos en el banano, y la devastadora mancha blanca o white spot (99).

El último virus hallado en Asia, el iridiscente, causa enfermedades severas y altas mortalidades en el camarón blanco en Zhejiang (China). “Ellos lo han verificado y temporalmente los han denominado como virus iridiscente del hemocito del camarón (SHIV).

Este se caracteriza por tener un amplio espectro de huéspedes, incluidos invertebrados, vertebrados como peces, anfibios y reptiles, lo que vuelve imprescindible el control de estos animales en las camaroneras.

Son los científicos del Yellow Sea Fisheries Research Institute, de la Shanghai Ocean University, de la Dalian Ocean University y del Institute of Oceanology quienes han analizado las muestras de camarones enfermos.

Pero está de acuerdo en aplicar medidas. Por ejemplo, el control de la trazabilidad de los alimentos balanceados, es decir, no solo saber quiénes lo producen, sino qué componentes tienen, ya que no existen estándares para las plantas que los producen.

Diario Expreso 

POSTS POPULARES