El lanzamiento del nuevo iPhone paraliza al mundo

Apple desvela el martes un nuevo iPhone de alta gama en un evento altamente esperado, diez años después del lanzamiento del producto estrella de la firma, que va a tener que convencer de que la marca todavía puede aportar innovaciones al famoso smartphone.

Este evento no será una excepción en la cultura tradicional de Apple: el grupo no ha dicho en qué consiste el show, previsto para las 17H00 GMT, pero la empresa tiene la costumbre de desvelar sus nuevos smartphones en esta época del año.

Según los analistas, la firma de la manzana va a lanzar un aparato de alta gama bautizado como “iPhone X”, que se pronunciará “10”, en honor a la primera década de este móvil, que ha revolucionado el sector y que ha vendido más de 1.200 millones de ejemplares. No hace falta decir que el evento del grupo es esperado con impaciencia, tras unos años sin grandes innovaciones asombrosas en su producto estrella.

“La presentación del iPhone este año es, de lejos, la más esperada, teniendo en cuenta que esperamos el cambio de diseño más importante desde el iPhone 6 (en 2014) y que el nuevo aparato integre funcionalidades revolucionarias”, escribió en una nota Amit Daryanani, analista de RBC Capital Markets.

El iPhone-aniversario podría estar dotado de una pantalla último grito OLED, que ofrece una imagen más neta y más contrastada, y que recubriría prácticamente la totalidad de la superficie del teléfono haciendo desaparecer el famoso botón redondo “Home”, situado bajo la pantalla. El desbloqueo del aparato podría hacerse por reconocimiento facial en 3D gracias a la incorporación de una segunda cámara de fotos. Además, incorporaría funciones 3D que podrían servir para lanzar plenamente el iPhone en la realidad aumentada. Empleada en los juegos de vídeo (para insertar personajes en el mundo real) o en la decoración de interiores (para probar el color de un nuevo sofá en el salón), la realidad aumentada es considerada un eje fundamental en el futuro de los móviles.

El aparato tendría también una parte trasera de cristal en vez de metalizada, y permitiría cargar la batería sin cable, una función particularmente esperada por los aficionados, según los analistas. Todas estas novedades tendrán un costo: el iPhone X podría salir a $ 1.000 o hasta 1.200 o 1.400 según diversos rumores. A este precio, “va a hacer falta que sea mágico”, estima el analista independiente Rob Enderle.

Diario El Telégrafo 

POSTS POPULARES