Científicos discuten la mejor forma de abordar el temido Mal de Panamá

Científicos de todo el mundo se reunieron en Boston, EE. UU., el 28 de julio. La razón: compartir los resultados de la investigación y discutir la mejor forma de abordar la fusariosis. Este patógeno provoca la conocida raza tropical 4 (RT4). Alrededor de 100 especialistas y 15 oradores compartieron sus experiencias y discutieron sobre lo que se necesita para combatir esta enfermedad.
La fusariosis, o mal de Panamá, es causada por el hongo Fusarium, presente en el suelo. Este hongo infecta las raíces y afecta al sistema circulatorio de las plantas de banana, que acaban muriendo. El hongo RT4 no es sólo una amenaza para la banana Cavendish, que es la que más se produce, sino también para otras variedades de banana. La banana es uno de los cultivos más importantes del mundo, y también es la fruta más consumida del mundo. Por lo tanto, es necesario un enfoque común para combatir la propagación del RT4.
No hay tratamiento efectivo
El profesor Gert Kema, de la Universidad de Wageningen (WUR), y el profesor André Drenth, de la Universidad de Queensland, Brisbane, en Australia, fueron dos de los representantes en el ámbito de las enfermedades de las bananas que estuvieron en la sesión, que formó parte del Congreso Internacional sobre Fitopatología (ICPP). “El objetivo es encontrar una solución permanente para el temido RT4. Actualmente, no existe un tratamiento efectivo una vez que se infecta una planta de banana. La única prevención es evitar su transmisión desde el suelo, y evitar los materiales contaminados y plantas infectadas en superficies limpias”, explicó Gert Kema.
Solución permanente y duradera
El congreso fue inaugurado por Andrew Biles, de Chiquita. La empresa respaldó el evento e hizo posible el encuentro de científicos, investigadores, representantes de empresas y funcionarios de todo el mundo, que discutieron soluciones para lidiar con la grave enfermedad. “El RT4 no conoce fronteras en nuestro mundo globalizado. La propagación de esta enfermedad, especialmente en el sudeste de Asia, está bien documentada por la FAO. La enfermedad puede darse en cualquier lugar. Amenaza a plantaciones grandes y pequeñas, ricas y pobres. Queremos ayudar a encontrar una solución duradera para esta amenaza contra el sector bananero. La producción de bananas no se ha detenido, pero puede verse afectada significativamente. Ahora tenemos que actuar juntos”, concluyó Andrew Biles.
Fresh Plaza

POSTS POPULARES